25 Aniversario‎ > ‎

Efemeride ¿Que pasó en 1986?

en 1986...
 

EL 18 DE JUNIO DE 1986, BUTRAGUEÑO ANOTA 4 GOLES ANTE EL DINAMARCA EN EL MUNDIAL MÉXICO 86

El Estadio La Corregidora de Querétaro vivió en directo la consagración de Emilio Butragueño como un futbolista de talla mundial. Eran los octavos de final del Mundial ante Dinamarca. La roja había quedado segunda de grupo, tras perder con Brasil (con el famoso no-gol de Míchel) y vencer a Irlanda del Norte y Argelia. Dianamrca, con tres victorias en la primera fase (una de ellas contra la todopoderosa Alemania), llegaban al partido como los favoritos.


Dinamarca se adelantó con una pena máxima transformada por Jesper Olsen. Un fallo en defensa del goleador, supuso el empate español y el primero del Buitre antes del descanso. En la segunda parte, España fue un vendaval que arrasó a los daneses. El Buitre consiguió el segundo tras un saque de esquina de Camacho alargado por Víctor Muñoz. 

Pocos minutos después el madridista se escapó hacia la portería rival y obligó a la defensa rival a hacer un penalti que materializó Goikoetxea. Con el encuentro sentenciado Emilio Butragueño pudo redondear su gran noche. En el minuto 81 marcó su tercer gol aprovechando un pase de Eloy. Con el partido a punto de finalizar, fue derribado otra vez en el área rival y en esta ocasión fue él mismo quien transformó el penalti. Esta victoria hizo que España se clasificara para los cuartos de final, donde esperaría la selección belga.

 

En 1986....La Liga del "Play-off"

La temporada 86-87 fue la del "gran cambio" en cuanto a la vieja fórmula de competición

Juan José López Soto

Se trato, a imagen y semejanza de otros deportes, de dotar a la misma de un aliciente más incluyendo una liguilla de play-off. Fue la Liga más larga en cuanto a duración. Una liga nueva para un campeón de siempre: el Real Madrid. Había que estar muy fuerte para afrontar la larga temporada que se avecinaba.

Además de la Liga, con comienzo en agosto, esperaban la Copa del Rey y la Copa de Europa. Tres retos en los que el Real Madrid partía con la condición de favorito y rival a batir por los equipos contrarios, máxime después de la superioridad mostrad en el campeonato anterior. Para afrontarla con garantías, el club fichó al central del Sporting de Gijón, Mino, tratando de cubrir la baja del lesionado Maceda. Pero el fichaje más espectacular fue el del portero Paco Buyo, al que le aguardaba el reto de cubrir un puesto que hasta meses antes lo habían hecho dos de los más grandes porteros de los últimos tiempos: Miguel Ángel y García Remón. El tercer incorporado, Pardeza, se reunía con sus compañeros de la “Quinta del Buitre".

¿Se podía revalidar el título? Pronto el Madrid demostró que estaba por la labor, aunque este primer tramo de la Liga fuese menos espectacular que el segundo y el "play-off". Y es que la segunda vuelta fue espléndida. Había que colocarse en buena posición para afrontar la fase final por el título y, como el que da primero da dos veces, el Madrid comenzó dando. Poca capacidad de sorpresa dejaron a sus rivales los pupilos de Beenhakker, que acabaron la competición regular en el primer puesto, con un punto de ventaja sobre el Barcelona.

En el "play-off", los blancos anduvieron listos. El título se jugaba a diez partidos y mostraron su solidez cimentando su victoria final en los encuentros disputados lejos del Bernabéu, donde venció en todos menos en Barcelona. Se había consumado la Liga del "play-off" con el Real Madrid como campeón. Como experiencia general la novedad fue negativa, y no se volvería a utilizar esta fórmula. Para el Madrid, en particular, fue altamente positiva al incrementar su palmarés con una Liga más, la número 22. El nuevo Real Madrid se mostraba imparable y lo iba a refrendar en los próximos años.

PLANTILLA:
Porteros:
Agustín, Buyo y Ochotorena.
Defensas: Camacho, Maceda, Chendo, Sanchis, Mino, Solana y Salguero.
Centrocampistas: Gordillo, Míchel, Juanito, Gallego, Martín Vázquez y Jankovic.
Delanteros: Pardeza, Hugo Sánchez, Butragueño, Paco Llorente, Valdano y Santillana.
Entrenador: Leo Beenhakker

en 1986...

El 6 de mayo de 1986, el Real Madrid gana su segunda Copa de la UEFA

Juan José López Soto

A pesar de perder en el encuentro de vuelta de la Copa de la UEFA (2-0 con el Colonia alemán, el Real Madrid se adjudica su segunda Copa de la UEFA y su octavo título europeo. El resultado del encuentro de ida (5-1) es imposible de remontar para los alemanes, que marcan por medio de de Bein y Geilenkirchen.

El Real Madrid se presentó en esta edición de la Copa de la UEFA con el firme propósito de ganarla, y así revalidar el título conseguido brillantemente en la anterior, y lo lograron haciendo un alarde del más difícil todavía. Si los partidos de ida que se han jugado fuera de casa arrojaron unos tanteos verdaderamente preocupantes, los logrados en el Estadio Santiago Bernabéu fueron fiel exponente de ese alarde al que aludimos y que hizo estremecer a los rivales que nos visitaron.

Y ADEMAS…
1934: Conquista la Copa ante el Valencia.
En apenas dos minutos, el Madrid gana la Copa de España al Valencia, tras derrotarle (2-1) en Barcelona. Tras una primera parte llena de oportunidades por parte de los dos equipos, es en la segunda cuando caen los goles. Vilanova adelanta a los valencianos nada más comenzar la segunda mitad, pero en dos rápidas acciones, primero Hilario, y segundoLazcano, tras una brillante jugada personal de Samitier. De esa manera, el Madrid sumaba una nueva Copa de España.

1951/84: Tensos encuentros ante el Atlético de Madrid. El Real Madrid y su vecino capitalino, el Atlético, han disputado tensos partidos a lo largo de su historia. Así, en el año 1951 y en el partido de cuartos de final de la Copa de España, el conjunto madridista gana (0-1), tanto de Imbelloni en un estadio Metropolitano lleno a rebosar. En 1984, y en la Copa de la Liga, tanto madridistas como rojiblancos disputan un polémico partido (1-1), goles de Emilio Butragueño y Hugo Sánchez, en el que el colegiado Urízar Azpitarte expulsa nada más y nada menos que a cinco jugadores: Balbino, Marina, Arteche, Pineda y Bonet.